X

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ACTUALIDAD PARA PROFESIONALES DE LA ODONTOLOGÍA
El invitado

DOCTORA NURIA VALLCORBA

4 de Mayo de 2017 0
Compartir

Doctora en Odontología, Expresidenta de la SEPA y miembro de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED)

 
La doctora Vallcorba ha sido galardonada con el premio Santa Apolonia, máxima distinción que concede a título individual el Consejo General de Dentistas de España, y ha ingresado recientemente como académica de número de la Real Academia Europea de Doctores-Barcelona 1914 (RAED). 
Repasamos la impecable trayectoria de esta profesional con más de 25 años de experiencia en el campo de la odontología y hablamos con ella, entre otros temas, sobre la conciliación de la vida personal con la profesional, la importancia de la formación continuada y el papel de la industria en el desarrollo de la periodoncia. 

Expresidenta de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) y ahora galardonada con el premio Santa Apolonia por su trayectoria profesional y nombrada académica de la RAED. Es un ejemplo para todas las mujeres dentistas de este país. ¿Qué consejos les daría? 

Nunca he intentado ser ejemplo para nadie. Sólo he hecho lo que hacen muchos profesionales: esforzarme por trabajar lo mejor posible, con honestidad y constancia, y siempre pensando en lo mejor para el paciente. Estoy muy agradecida a mis compañeros de profesión por haberme considerado, por ello, digna de ser presidenta de la Societat Catalana d’Odontologia de l’Acadèmia de Ciències Mèdiques y de la SEPA, y merecedora del premio Santa Apolonia del Consejo de Dentistas de España. 

¿Ha sido difícil conciliar su vida profesional con su vida personal? 

No ha sido fácil. Yo creo que, aún hoy, las mujeres profesionales tenemos algunas veces la sensación de no estar en el lugar correcto; cuando estamos con la familia pensamos que deberíamos estar trabajando y, cuando estamos trabajando, que deberíamos dedicar más tiempo a la familia. Pero, al final, te das cuenta de que la única solución es dedicar tu poco tiempo personal a la familia y al trabajo. Yo, además, he tenido la gran suerte de tener una familia que me apoya y que entiende que no sería la misma sin dedicarme a la profesión que tanto me gusta. Lo más importante es que las mujeres puedan decidir la vida que desean tener. 

¿Qué destacaría de su presidencia en la SEPA? 

La SEPA es una sociedad muy prestigiosa y con una gran actividad científica. Fue un período muy intenso, en una sociedad en continuo crecimiento que debía hacer llegar información fidedigna sobre salud bucodental, y especialmente periodontal, a profesionales y pacientes. Trabajamos para que la sociedad tuviera una estructura profesional que permitiera seguir creciendo, manteniendo como eje principal el rigor científico y abriendo esta información científica a los dentistas, a los demás profesionales de la salud como farmacéuticos, médicos e higienistas, y al público general. 

¿Cómo se enfrenta a los continuos avances que se producen en el campo de la periodoncia? 

El único sistema para estar al día profesionalmente es continuar formándose: leer literatura científica, asistir a conferencias y congresos, y enriquecerse con el intercambio de conocimientos científicos con otros compañeros de profesión. 

DENTAID ha entendido siempre la actividad científica y la investigación como indispensables para ayudar a los profesionales y promover la salud de los pacientes 

¿Cómo ve el papel de la industria en el desarrollo de la periodoncia? 

La industria es muy necesaria para el desarrollo de la periodoncia, ya sea por la investigación que realizan en sus propios laboratorios o con el patrocinio que permite realizar investigación en universidades o sociedades. Además, es necesaria para conseguir que los resultados de estas investigaciones lleguen a los profesionales de la salud y los pacientes. La SEPA siempre se ha sentido apoyada por DENTAID, que, más allá del interés comercial, ha entendido siempre la actividad científica y la investigación como indispensable para ayudar a los profesionales y promover la salud de los pacientes. Usted tiene una clínica por donde pasan cada año muchísimos pacientes. 

¿Qué ha aprendido después de tantos años sobre el manejo de los pacientes/patologías periodontales? 

Ya son más de 25 años los que he tenido para aprender. Habría mucho que contar. Pero me centraré en aquello que pienso que es más importante. He aprendido sobre la necesidad de escuchar siempre al paciente, de esforzarme por hacerle sentir que lo que más me importa es su salud, que se sienta acompañado. He aprendido que el equipo con el que trabajas es esencial y que debe tener tus mismos objetivos. He aprendido que esto no se consigue si no te formas tú y tu equipo a lo largo del tiempo. 

¿Cómo ve la periodoncia en el futuro? ¿Hacia dónde piensa que se dirige este campo? 

Las enfermedades de las encías son muy prevalentes. Aproximadamente la mitad de los adultos tienen periodontitis y hoy por hoy parece que no se reduce el número de personas que la padecen; en el mundo occidental esto puede deberse a que se extraen menos dientes y se viven más años. Las periodontitis avanzadas las presentan alrededor del 10% de la población y tampoco se modifica la frecuencia con la que las encontramos a lo largo de los años. Pienso que el futuro nos llevará a un incremento en el conocimiento de los mecanismos que producen estas enfermedades, a mejoras en la prevención de estas patologías y al desarrollo de avanzadas técnicas regenerativas y estéticas. Serán necesarios profesionales bien formados que puedan llevar a cabo estos objetivos. 

El futuro nos llevará a un incremento en el conocimiento de los mecanismos que producen las periodontitis, a mejoras en su prevención y al desarrollo de avanzadas técnicas regenerativas y estéticas 

Asimismo, lleva muchos años impartiendo clases en pregrado y postgrado de distintas universidades españolas. ¿Cómo valora su experiencia en la universidad? 

Para mí es muy estimulante. Me ayuda a seguir aprendiendo y ¡me obliga a no perder comba! Hay muchos odontólogos que no reciben formación continua durante su vida profesional. 

¿Qué le parece esto y cómo podría solucionarse? 

Para mí es incomprensible. Hay quien piensa que la experiencia lo es todo, pero está claro que no es lo mismo la experiencia de 20 años con una evolución formativa que la experiencia de un año repetida igual durante 20 años. Y seguro que el paciente está de acuerdo conmigo. Aunque sea pensando únicamente en el paciente, creo que sería recomendable una formación continuada obligatoria. 

¿Qué consejos daría a los jóvenes odontólogos o recién licenciados? 

Pienso que todo se resume en que centren todos sus esfuerzos en mejorar la salud del paciente. Si tienen esto como objetivo principal, lo demás se irá estructurando a su alrededor. 

 
Comentarios