X

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ACTUALIDAD PARA PROFESIONALES DE LA ODONTOLOGÍA
El invitado

DRA. ALEJANDRA CHAPARRO ODONTÓLOGA ESPECIALISTA EN PERIODONCIA Y PRESIDENTA DE LA IADR CHILE

13 de Septiembre de 2019 0
Compartir

La Dra. Alejandra Chaparro, actual presidenta de la división chilena de la International Association for Dental Research (IADR), es odontóloga y especialista en periodoncia por la Universidad de Chile.  

Ha obtenido el máster en Ciencias Odontológicas, mención en Periodoncia, de la Universidad Complutense de Madrid, y trabaja como profesora titular e investigadora de la Universidad de los Andes de Santiago de Chile. Sus líneas de investigación abarcan campos como la medicina periodontal, los biomarcadores orales y la regeneración oral. Hablamos con ella sobre salud bucal y embarazo.
¿Sigue habiendo controversia sobre la relación entre la periodontitis y los resultados adversos del embarazo o está clara ya esta relación? 
Los estudios in vitro preclínicos realizados en modelos animales y los estudios clínicos de asociación en humanos han demostrado la plausibilidad biológica que presentan las bacterias periodontales como colonizadoras de la unidad fetoplacentaria, incluido el líquido y la cavidad amnióticos, que hasta hace poco se pensaba que eran estériles. A nivel de la unidad fetoplacentaria, las bacterias periodontales son capaces de gatillar una respuesta inmune inflamatoria que provoca la liberación de mediadores proinflamatorios similares a los que se encuentran implicados en la patogenia de distintos efectos adversos del embarazo. 
La controversia existente en relación con esta asociación radica básicamente en que la terapia periodontal no logra impactar disminuyendo los efectos adversos durante el embarazo, y una de las razones podría ser que la mayoría de los estudios intervencionales han realizado la terapia periodontal durante el segundo trimestre de gestación, no alcanzando a impactar en la reducción de los efectos adversos. 
Otra dificultad en la interpretación de los estudios es la falta de uniformidad en las metodologías aplicadas y las definiciones de caso tanto para la patología periodontal como para los efectos adversos del embarazo. Necesitamos mayor evidencia científica para entender mejor la patofisiología y el perfil de riesgo de la asociación entre enfermedad periodontal y efectos adversos del embarazo; también para determinar la modalidad de tratamiento (tipo, momento en el embarazo o antes de él, intensidad) e identificar las subpoblaciones de embarazadas que se beneficien más de estas intervenciones. 
¿Podemos considerar bidireccional la relación entre la periodontitis y los resultados adversos del embarazo? 
Sin duda alguna. El embarazo es considerado por sí mismo un estado proinflamatorio, en el cual además hay variaciones hormonales que causan cambios medioambientales y disbiosis, afectando la relación entre bacterias y huésped a nivel de los tejidos periodontales, una situación que finalmente se traducirá en mayor inflamación gingival y sangrado. Esta inflamación y sangrado serán utilizados como nutrientes por las bacterias periodontales, lo que les permitirá proliferar, probablemente evadir mecanismos defensivos del huésped, invadir células e ingresar en la circulación sanguínea para colonizar órganos a distancia, como la placenta. 
¿Cuáles serían los últimos avances en su investigación sobre periodontitis y resultados adversos del embarazo? 
Nuestro grupo de investigación está orientado actualmente al estudio de la asociación de la patología periodontal con distintos efectos adversos durante el embarazo y también al análisis de potenciales biomarcadores placentarios e inflamatorios en fluidos orales que, medidos al inicio del embarazo, permitan predecir el posterior desarrollo de patologías perinatales como diabetes gestacional, preeclampsia y parto prematuro. Estamos estudiando y validando dos biomarcadores para la predicción de preeclampsia y de diabetes gestacional asociados a variables clínico-maternas como la presión arterial o la glucemia de la embarazada. 
¿Podremos tener en un futuro próximo biomarcadores de fácil detección para prevenir resultados adversos del embarazo? 
El objetivo final de nuestro proyecto es precisamente desarrollar algoritmos basados en la determinación de biomarcadores placentarios e inflamatorios en fluidos orales combinados con variables clínico-maternas que permitan la predicción temprana de patologías perinatales de forma mínimamente invasiva, de tal forma que se puedan realizar intervenciones para disminuir el desarrollo de complicaciones como la diabetes gestacional, la preeclampsia y el parto prematuro. 
¿Puede contarnos algo de sus estudios con microvesículas? 
Las vesículas extracelulares son partículas liberadas por las células de las que durante mucho tiempo se pensó que estaban a cargo de la eliminación de los desechos celulares. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que contienen material genético capaz de modificar el fenotipo celular a distancia y transformarlo en una célula con un perfil inflamatorio o proliferativo distinto al original. Nuestros estudios en esta área están comenzando y lo que hemos observado es que, en condiciones de inflamación como en la periodontitis o en la periimplantitis, podemos apreciar mayor cantidad de vesículas en el fluido gingival crevicular, además de que contienen distintas moléculas como microRNA y citoquinas proinflamatorias. Asimismo, hemos observado que algunas embarazadas que desarrollarán diabetes gestacional presentan desde el inicio del embarazo un aumento de las vesículas extracelulares en los fluidos orales. 
Los resultados iniciales de esta línea de investigación son muy promisorios y entusiastas, pero deben ser validados y debemos investigar en profundidad sobre el rol de estas vesículas en la etiopatogenia de la patología periodontal y periimplantar. 
¿Cómo podemos concienciar más y mejor a las mujeres en estado fértil de la importancia de cuidar la boca? 
Se debe proporcionar a la embarazada una oportuna y apropiada enseñanza y promoción de la importancia de su salud oral. Tal vez, y aun con pobre nivel de evidencia científica, la mejor alternativa sea realizar el tratamiento de la patología periodontal en forma previa al embarazo y llevar a cabo educación, prevención y citas de mantención periodontal en cada trimestre de gestación. Por el momento, se recomienda, según las guías obstétricas, evitar los procedimientos durante el primer trimestre y se prefiere tratar durante el segundo trimestre de gestación. 
¿Cómo afronta la presidencia de la IADR Chile y qué retos conlleva? 
Como presidenta de la IADR, en este periodo, en conjunto con la directiva, nos hemos fijado como meta acercar la investigación a la práctica clínica de forma transversal a todas las disciplinas odontológicas, motivando a los jóvenes a incorporar la metodología científica en su práctica diaria odontológica, así como promover la formación de nuevos jóvenes investigadores odontólogos. Además, queremos avanzar en la investigación para mejorar la salud oral y dar visibilidad a la investigación chilena a nivel mundial, facilitando la comunicación y los lazos de amistad entre los investigadores y la formación de redes de contacto a nivel nacional e internacional. 

¿QUÉ RECOMENDACIONES PODEMOS OFRECER A LAS MUJERES EN ESTADO FÉRTIL O YA EMBARAZADAS? 

Nunca hay que cansarse de recalcar la importancia de la prevención. Si estás planificando un embarazo debes programar un control con tu odontólogo y comprobar el estado de tu salud oral en general y de tus encías. No debes acostumbrarte a que tus encías sangren ni a que estén enrojecidas o aumentadas de volumen. 
Si bien se requieren más estudios para comprobar la asociación entre los efectos adversos del embarazo y la enfermedad periodontal, el tratamiento de la periodontitis impacta sobre la salud sistémica del individuo mediante la disminución de la inflamación sistémica y esto también se traducirá probablemente en menores complicaciones durante el embarazo, ya que, al menos, la diabetes gestacional y la preeclampsia están relacionadas con la inflamación sistémica. Idealmente, hay que realizar un tratamiento previo al embarazo y terapias de mantenimiento en cada trimestre de gestación. En el caso de presentar gingivitis o periodontitis una vez ya embarazada, estas deben recibir tratamiento en forma oportuna y controles de seguimiento y mantenimiento durante el embarazo, con un correcto control de la placa bacteriana por parte de la paciente en casa. 

 
Comentarios
LO MÁS VISTOLO MÁS COMENTADO

DENTAIDEXPERTISE © 2019

Contacto - Política de Privacidad - Política de Cookies