X

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ACTUALIDAD PARA PROFESIONALES DE LA ODONTOLOGÍA
Actualidad

LA EROSIÓN DENTAL: RECOMENDACIONES PARA PREVENIR EL DESGASTE DEL ESMALTE DENTAL

5 de Mayo de 2017 0
Compartir

La erosión dental o desgaste por ácidos o químicos del esmalte es un trastorno cada vez más frecuente a causa del creciente consumo de determinados productos que lo provocan.  

También la práctica dportiva conlleva algunos hábitos que pueden causar erosión dental, además de favorecer la aparición de caries. Prevenir la erosión dental resulta fundamental para evitar las consecuencias que puede tener sobre la salud bucal. 
Las principales patologías bucales, como la caries y la enfermedad periodontal, y trastornos como la sensibilidad dental, la xerostomía o la halitosis, disponen de multitud de soluciones para su tratamiento o para la prevención domiciliaria. Sin embargo, ¿cuántos productos conoces para la prevención y protección frente a la erosión dental que el paciente pueda aplicarse en casa? 
La erosión dental se define como el desgaste del esmalte producido por un medio ácido en la cavidad bucal. La ingesta de algunos refrescos o bebidas carbonatadas, frutas ácidas, vino, etc. puede dar lugar a la erosión del esmalte debido a la naturaleza ácida de estos productos. En nuestra sociedad cada vez consumimos más refrescos y zumos envasados, productos que, además de contener gran cantidad de azúcares, pueden producir erosión. 
La prevención de la erosión dental es muy importante debido a las consecuencias que puede tener a nivel bucal. Cuando se produce erosión dental, el esmalte poco a poco se va disolviendo y desapareciendo, pudiendo dejar al descubierto los túbulos dentinales y dando lugar a la aparición de sensibilidad dental. Además, también puede desencadenar otros cambios como la decoloración dental. 

LA CARIES Y LA EROSIÓN DENTAL EN DEPORTISTAS 

Los deportistas son uno de los grupos poblacionales con mayor riesgo de sufrir erosión dental y caries. El deporte, que evidentemente constituye una práctica muy saludable, implica a veces algunos hábitos que pueden favorecer la erosión dental y la aparición de caries: 
1. Elevada ingesta de carbohidratos. 
Las bacterias cariogénicas de la boca transforman los hidratos de carbono de la dieta en ácidos que atacan el esmalte dental. Con el tiempo y sin una adecuada higiene bucal, pueden contribuir al desarrollo de caries. 
2. Bebidas y geles isotónicos. 
Estas bebidas tienen un elevado contenido en hidratos de carbono y son muy ácidas, lo que provoca erosión del esmalte, favoreciendo la aparición de caries e hipersensibilidad dental. 
3. Respiración bucal. 
Durante la práctica deportiva suele producirse una mayor respiración bucal que puede implicar que la boca se reseque y que aparezca xerostomía. Una disminución de la saliva puede llevar a un mayor riesgo de caries a causa de la reducción de las acciones protectoras de la saliva, que son las siguientes: • Neutraliza el pH ácido previniendo la disolución del esmalte. 
• Remineraliza el esmalte, ya que contiene iones de calcio, fosfato y flúor. 
• Regula la acumulación de bacterias en la cavidad bucal, responsables de la aparición de caries u otras enfermedades. 
4. Deshidratación. 
La deshidratación provoca una disminución del flujo salival que implica la pérdida de las propiedades protectoras de la saliva y, por tanto, un mayor riesgo de caries y erosión. 
5. Estrés. 
Aunque el deporte en el tiempo libre está asociado a una disminución del estrés, muchos deportistas de élite se encuentran sometidos a altos niveles de estrés. El estrés puede propiciar la aparición de xerostomía (con las consecuencias ya descritas) y de bruxismo. El bruxismo provoca un desgaste del esmalte de tipo físico que puede favorecer la aparición de sensibilidad dental y caries, además de dolor. 

RECUERDA: 

Los deportistas suelen acompañar su rutina con bebidas energéticas y geles isotónicos. Además, tienen mayor riesgo de caries. ¡Recomienda una solución que ayude a prevenir la caries y la erosión dental! 

 
Comentarios