X

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ACTUALIDAD PARA PROFESIONALES DE LA ODONTOLOGÍA
Actualidad

LA IMPORTANCIA DEL PERIODONTOGRAMA PARA EL HIGIENISTA DENTAL

18 de Enero de 2017 0
Compartir

Además de la historia clínica del paciente, el periodontograma es fundamental para el técnico superior especialista en higiene bucodental (TSEHB) a la hora de realizar los mantenimientos periodontales. Esta prueba debe utilizarse siempre bajo la supervisión de un odontólogo, que interpretará los datos registrados.

La bolsa periodontal es un indicativo definitivo de salud o patología. El periodontograma constituye el parámetro más común de evaluación del estado del periodonto, rápido, con muy buena relación beneficio/coste y fácil en su ejecución, aunque invasivo en la mayoría de sus opciones de realización.

El uso regular del sondaje en el paciente dental aumenta la precisión del diagnóstico, del tratamiento a realizar, de la evaluación y el seguimiento longitudinal del proceso, e incluso de la prevención, todo ello con ayuda de otros métodos complementarios como las radiografías, el estudio microbiológico y genético, etc.

El periodontograma debe realizarse generalmente:
  • Antes de la terapia no quirúrgica.
  • En la reevaluación prequirúrgica.
  • En la reevaluación postquirúrgica.
  • En los mantenimientos periódicos.

TIPOS DE SONDAS

Dependiendo del objetivo a medir, se puede elegir un tipo de sonda periodontal
u otra, según se adecúe más a las necesidades específicas:
  • Sonda convencional o manual.
  • Sonda de presión controlada.
  • Sonda 3D invasiva o no.
  • Sondas no periodontales:
     – Sondas que identifican la presencia de cálculo.
     – Sondas que detectan la concentración de sulfuro.
     – Sondas que detectan la temperatura.

PARÁMETROS

En el periodontograma se deben anotar todos los parámetros observados en la exploración de las estructuras periodontales, periimplantares e incluso dentales:
  • Dientes ausentes.
  • Profundidad de sondaje.
  • Recesiones y/o pseudobolsas o agrandamientos.
  • Nivel de inserción.
  • Movilidad.
  • Lesiones de furca.
  • Problemas mucogingivales.
  • Sangrado al sondaje y supuración.
  • Índice de placa.
  • Otros: frémitos, diastemas, caries, obturaciones, parámetros observados en radiografías pero no en boca, implantes dentales, presencia de prótesis fijas, etc.
En el periodontograma se puede anotar todo lo que se considere importante para la evaluación del paciente, realizando un registro que todo el equipo de trabajo deberá conocer o, en su defecto, determinando su forma concreta, que deberán respetar todos los profesionales.

En los tratamientos y mantenimientos periodontales, los operadores trabajan a ciegas, por lo que a través del conjunto de estos registros se puede crear un «mapa» dental de las estructuras para poder tratarlas y evaluarlas, con el objetivo de conseguir la prevención de la enfermedad periodontal o, en el caso de la instauración, frenar la enfermedad o intentar paliar sus efectos.

 

Mar Romero Gómez, Responsable de la Comisión de Periodoncia del Colegio Profesional de Higienistas Dentales de Madrid


BIBLIOGRAFÍA

• www.dentalaegis.com/cced/2011/03/periodontal-probing-systemsa-review-of-available-equipment#sthash.Udb3wT21.dpuf.
• www.sepa.es/periodontograma.
• Estany J. Periodontograma SEPA. Gaceta Dental; febrero 2013.
• Flores J. Examen clínico y radiológico; 2014.

Comentarios