X

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ACTUALIDAD PARA PROFESIONALES DE LA ODONTOLOGÍA
A debate

¿Qué pautas recomiendas a tus pacientes para que realicen una higiene interproximal óptima?

9 de Enero de 2013 0
Compartir

En este número consultamos con odontólogos e higienistas las mejores prácticas y herramientas para conseguir una óptima salud bucal cuidando la higiene de los espacios interproximales. 

“Recomendamos una higiene interdental después de las 3 principales comidas” 
Elvira Fernández Periodoncista (Sevilla) 

A todos nuestros pacientes les recomendamos realizar una higiene interdental, además de un cepillado adecuado según el estado de su encía, después de las 3 comidas principales. Con esto reducimos la acumulación de placa y la incidencia de caries interproximales. A los pacientes que presentan gingivitis les recomendamos el uso de seda o cintal dental, ya que normalmente no presentan espacios interdentales abiertos. A los pacientes con periodontitis les recomendamos el uso de cepillos interproximales, eligiendo el tamaño del mismo acorde al espacio interdental que haya producido la pérdida de hueso. 

“Usar cepillos interproximales al menos una vez al día” 
Germán Barbieri, Periodoncista, y María Jesús Naves, higienista (Gijón) 

Recomendamos el uso de cepillos interproximales al menos una vez al día; a ser posible, por las noches. Dada la dificultad de esta técnica al inicio del tratamiento periodontal, tras muchos pacientes tratados y diferentes técnicas aplicadas, nuestro protocolo actual consiste en enseñar la técnica al paciente en su propia boca y con un espejo en su mano para que compruebe cómo lo hacemos. 
En la primera visita indicamos un máximo de dos cepillos interproximales de diferentes diámetros. Siempre les decimos: “debe entrar con una ligera presión sin llegar a doler”. Así el paciente comprende que hay un tamaño adecuado para cada espacio interdental. Indicamos utilizarlo sin dentífrico y en una dirección de vestibular a lingual/palatino. En futuras reevaluaciones y mantenimientos, en caso de ser necesario, modificamos los diámetros y el número de cepillos. Incluso instruimos en movimientos desde lingual/palatino a vestibular. 
En resumen; a medida que el paciente va mejorando en su higiene, nosotros aumentamos la dificultad. Es fundamental hacerlo de forma progresiva para que el paciente no se desespere y consiga una higiene óptima que permita mantener su estado de salud periodontal. 

“Realizar enjuagues bucales 3 veces al día para alcanzar los lugares de difícil acceso” 
Elisabet Ferrer Odontóloga (Palma de Mallorca) 

Para que nuestros pacientes sigan unas pautas de higiene interproximal adecuadas y las prolonguen en el tiempo debemos seguir unas pautas. El paciente debe estar informado sobre las consecuencias de realizar una higiene bucodental deficiente, lo que conlleva la aparición de enfermedades como la caries y las periodontopatias (gingivitis y periodontitis), acompañadas de halitosis, sangrado e inflamación de encía y pérdida de inserción dental en esta última. 
El paciente debe cepillarse los dientes 3 veces al día durante 2 minutos, con la técnica que más favorezca eliminar la placa dental. Y le indicaremos el dentrífico que necesita según el estadio en el que se encuentre. También deben utilizar las diversas herramientas de que disponen para higienizar correctamente los espacios interdentales. Para espacios cerrados: la seda dental. Debemos enseñar manejo de la seda dental, que debe ser enrollada en el dedo central para que el dedo índice y pulgar ejerzan de pinza y así conseguir una buena limpieza de la zona. Para espacios abiertos: los cepillos interproximales. 
Marcaremos en el recetario el diámetro oportuno, tras probar en su propia boca, elegiremos los cepillos interproximales que son adecuados al espacio a tratar. Éstos deberán ajustarse a las paredes dentales y ser los filamentos y no el alambre quien barra la placa. Debe ejecutar movimientos de entrada y salida pegándose a cada pared del diente, 5 veces por espacio, mojándolo en pasta y limpiándolo cada vez que pasen a un lugar nuevo. Realizar enjuagues bucales 3 veces al día para alcanzar los lugares de difícil acceso. Y en pacientes con ortodoncia, prótesis fija e implantes pueden complementar con el uso de irrigadores bucales. Asimismo, motivaremos al paciente mostrando sus progresos en las sucesivas visitas al odontólogo.
 
Comentarios