X

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ACTUALIDAD PARA PROFESIONALES DE LA ODONTOLOGÍA
A debate

¿Qué recomiendas para una limpieza óptima en pacientes con ortodoncia?

6 de Septiembre de 2014 0
Compartir

La higiene bucal en personas con aparatología resulta fundamental para evitar la aparición de caries, enfermedades periodontales y otros problemas de salud bucal. 

Dr. Manuel Campaña López,
especialista en ortodoncia (Jaén) 

Podemos distinguir entre las medidas profilácticas que se llevan a cabo en la consulta y la higiene oral domiciliaria, que es la que se recomienda al paciente de forma verbal y por escrito el primer día en el que comienza el tratamiento ortodóncico. 
En las revisiones periódicas se elimina el sarro y la placa bacteriana siempre que se considere necesario. También hay que hacer refuerzo en la técnica del cepillado y en las medidas de higiene que se exponen a continuación. 
Las recomendaciones para una correcta higiene oral domiciliaria son diferentes según el tipo de aparatología que se utilice en el paciente: 
1. Pacientes con aparatología removible. Se recomienda el cepillado con un cepillo dental de dureza intermedia (VITIS® medio). Hay que hacer movimientos circulares introduciendo el cepillo en el sulcus gingival con un ángulo de 45 grados y sin dentífrico en los cuatro cuadrantes. Posteriormente se realiza una segunda vuelta por cuadrante con pasta dentífrica adecuada a la particularidad de cada paciente (dientes sensibles, pacientes periodontales, etc.) y casi siempre un dentífrico infantil. El cepillado se debe realizar después de cada comida. Recomendamos un colutorio con flúor según los casos, pero insistiendo en que en ningún caso sustituye al cepillado. 
2. Pacientes con aparatología fija. El cepillado de los tejidos de la cavidad oral, tanto dientes como tejidos blandos, debe ser minucioso y exhaustivo. La técnica de cepillado es la misma expuesta en el apartado anterior, pero con un cepillo especial de ortodoncia (VITIS® orthodontic). Para la segunda vuelta del cepillado se debe utilizar una pasta dentífrica especial para ortodoncia si no hay patología previa. Es importante usar también cepillos interproximales, seda dental con pasahilos rígidos e irrigadores bucales, muy importantes en la actualidad. 

Ana Kassem González,
higienista dental (Tenerife) 

Durante el periodo del tratamiento de ortodoncia recomendamos el uso del cepillo, la pasta y el colutorio VITIS® orthodontic, aplicando la técnica del cepillado de bass y acabando la higiene con los cepillos interproximales, de gran ayuda para evitar la aparición de caries. 
A los pacientes que presentan dificultad para mantener una buena higiene, se les aconseja el uso de Plac•Control®, en comprimidos o líquido, para detectar la placa bacteriana. 
En los pacientes portadores de ortodoncia pueden ser frecuentes las inflamaciones de encías. En estos casos, el uso de la pasta y el colutorio Perio•Aid® Tratamiento, con un 0,12% de clorhexidina y cloruro de cetilpiridinio al 0,05%, es un gran aliado para evitar la aparición de una posible gingivitis. Posteriormente, se continúa el tratamiento con Perio•Aid® Mantenimiento, con un 0,05% de clorhexidina y cloruro de cetilpiridinio al 0,05%, siendo aconsejable acompañarlo del uso frecuente del irrigador bucal Waterpik®, que será de gran ayuda para mantener una correcta higiene oral.
Desensin® repair ha demostrado su eficacia en los casos de sensibilidad dentinaria, ya que los pacientes notan una gran mejoría. En personas que presentan descalcificaciones, el uso regular de Fluor•Aid® semanal aplicado después de un buen cepillado de dientes es de gran ayuda. 
Al finalizar el tratamiento de ortodoncia, los pacientes deben utilizar sus retenedores. Para la limpieza de éstos, recomendamos las pastillas limpiadoras VITIS® orthodontic una vez al día. 

Mª Lourdes Usano,
higienista dental (Cuenca) 

En la consulta del Dr. Jesús Gómez, en Cuenca, intentamos que todos nuestros pacientes portadores de aparato de ortodoncia entiendan la importancia de una boca sana. Una correcta higiene bucal diaria es uno de los puntos clave para garantizar el éxito de un tratamiento ortodóncico. 
Explicamos con detenimiento los pasos y movimientos que el paciente debe realizar: la colocación del cepillo formando un ángulo de 45 grados entre el diente y la encía, los movimientos horizontales cortos y repetitivos y los movimientos circulares. Recomendamos también masajear suavemente la encía con movimientos de barrido, para lo cual aconsejamos un cepillo específico VITIS® orthodontic access, diseñado para la limpieza en pacientes con ortodoncia fija. 
Además, recomendamos usar un cepillo interproximal para la eliminación de los restos de alimento y de la placa bacteriana en las zonas y los espacios a los que difícilmente accede el cepillo ortodóncico, como los pequeños huecos que quedan entre los brackets y el diente y el arco. 
Para saber si la técnica de cepillado es correcta, existe una herramienta muy útil: Plac•Control® u otros reveladores de placa bacteriana. Éstos contienen sustancias que tiñen de rojo la placa bacteriana. El paciente debe cepillarse hasta eliminar todos los restos teñidos. 
Es importante realizar el cepillado después de cada comida, y muy especialmente después de la cena. Recomendamos al paciente el uso diario o semanal de flúor, muy eficaz para prevenir las caries. 
Si algunos de nuestros pacientes presentan un cuadro de sangrado de encías o gingivitis, realizamos una tartrectomía y recomendamos unos días un colutorio de clorhexidina. 
Por último, explicamos al paciente el uso de la cera VITIS® orthodontic. En ocasiones los aparatos pueden llegar a originar pequeñas llagas o heridas y, para prevenirlas, recomendamos colocar una pequeña capa protectora de cera en la zona afectada. En pacientes con aparatos removibles aconsejamos comprimidos limpiadores efervescentes VITIS® orthodontic para una buena higiene. 

Olga Mansilla,
higienista dental (Asturias) 

Una vez iniciado el tratamiento con ortodoncia, resulta fundamental un correcto mantenimiento, tanto personal como profesional, para la correcta evolución y desarrollo del plan de tratamiento. Desde la cita de inicio, el paciente debe entender la importancia de eliminar diariamente de su boca las sustancias que pueden causar inflamación de encías y otros perjuicios que dificultan el buen resultado del tratamiento. El éxito del correcto mantenimiento pasa por motivar al paciente en las visitas a la clínica. 
El control del biofilm se realiza mediante cepillos tanto interproximales como manuales y eléctricos, irrigadores bucales con boquillas específicas para la aparatología de ortodoncia y enhebradores para cintas y sedas que facilitan el acceso a las zonas más difíciles. 
El irrigador bucal como complemento al cepillado es muy efectivo, puesto que permite aplicar directamente el chorro en las zonas de difícil acceso, tanto con agua como con otras soluciones (clorhexidina, colutorios, aloe vera, etc.). 
En niños recomendamos los cepillos manuales con diseños para ortodoncia hasta que dominen correctamente la técnica del cepillado, así como pastas y colutorios específicos para cada caso, además de cepillos interproximales, sedas y cintas con enhebrador. Más adelante incorporaremos medios mecánicos como el cepillo eléctrico y el irrigador bucal. 
Con una correcta higiene diaria, el paciente puede evitar problemas tan comunes como la gingivitis, el acúmulo de biofilm patógeno o los problemas periodontales. 

Dr. Félix Marbán,
especialista en ortodoncia (Valladolid) 

El procedimiento recomendado para lograr una higiene óptima es:
• Usar cepillos dentales adecuados y especiales para ortodoncia.
• Utilizar pasta dental y colutorios apropiados.
• Realizar una técnica de cepillado correcta para conseguir una higiene perfecta con aparatología fija. En este sentido, es muy importante dedicar un buen rato (4-5 minutos) al cepillado después de cada comida, siendo el más importante el de antes de acostarse, ya que durante la noche la secreción salivar es menor y la saliva es el principal protector anticaries de la boca. 
Por lo tanto, resulta imprescindible el uso del cepillo de ortodoncia con forma en V, al cual hay que añadir los cepillos interproximales para utilizarlos por dentro del alambre. Una vez aplicadas estas dos técnicas, aconsejamos un enjuague enérgico con colutorios específicos de ortodoncia. 
Además de estos tres pasos, hay que tener en cuenta la eficacia del uso de los irrigadores bucales, tipo Waterpik®, imprescindibles para completar una buena higiene. 
La higiene de la boca no se debe circunscribir únicamente al espacio de los dientes, sino que debe ser ampliada a la zona de la lengua y las encías, que deben limpiarse tanto con el cepillado normal como con limpiadores de lengua. 
El cepillo eléctrico es más efectivo que el cepillo manual, por lo que recomiendo su uso, pero siempre con el cabezal adecuado (para que llegue a todos los lugares) y mediante la técnica apropiada. 
 
Comentarios
LO MÁS VISTOLO MÁS COMENTADO

DENTAIDEXPERTISE © 2019

Contacto - Política de Privacidad - Política de Cookies