X

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ACTUALIDAD PARA PROFESIONALES DE LA ODONTOLOGÍA
Colaboradores

LAS ENFERMEDADES PERIIMPLANTARIAS, UN PROBLEMA CRECIENTE EN ESPAÑA

9 de Enero de 2020 0
Compartir

La publicación de los resultados de un pionero estudio epidemiológico promovido por la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) saca a la luz la realidad de las enfermedades periimplantarias en nuestro medio. Lejos de lo que se pensaba, son más frecuentes y desconocidas, con consecuencias nefastas para el éxito de la terapia de implantes. 

Cada vez se colocan más implantes dentales en España, pero en nuestro entorno se desconocía la realidad de las principales enfermedades que suelen aparecer asociadas a este tipo de tratamiento. Ahora, y gracias a una innovadora iniciativa de investigación llevada a cabo por la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), se cuenta con datos objetivos que advierten de la importancia de este problema. Y es que, como recalcan desde la SEPA, al igual que los dientes naturales, los implantes dentales precisan una óptima higiene y requieren visitas de mantenimiento en la consulta dental. 
«Sabíamos, por estudios epidemiológicos previos realizados fuera de España, que la periimplantitis y la mucositis son las complicaciones biológicas más frecuentes, pero no existía ningún estudio epidemiológico reglado de ámbito nacional que investigara este aspecto», apunta el Dr. Daniel Rodrigo, primer firmante del artículo «Prevalence and risk indicators of peri-implant diseases in Spain», publicado en el Journal of Clinical Periodontology. Partiendo de esta realidad, el objetivo de este estudio ha sido investigar la prevalencia en España de las enfermedades periimplantarias y los indicadores de riesgo asociados. 

RESULTADOS QUE HAY QUE TENER EN CUENTA 

Entre otros hallazgos de interés, el estudio ha revelado una muy alta prevalencia de enfermedades periimplantarias en nuestro país. «Al menos uno de cada cuatro pacientes que tienen un implante dental (un 24%) desarrollan periimplantitis a medio plazo (seguimiento medio de nueve años) y, si se le suma también la mucositis, esta cifra aún se incrementa más, de manera que más de un 50% de las personas que se someten a terapia de implantes dentales presentan alguna de estas dos enfermedades (periimplantitis y/o mucosistis)», indica el Dr. Rodrigo, quien recuerda que «la presencia de estas infecciones amenaza seriamente la supervivencia del propio implante». 
En concreto, tras evaluar los datos de 474 implantes de 275 pacientes, el estudio desvela que la prevalencia de enfermedades periimplantarias en la población española adulta es del 51% (un 27% con mucositis y un 24% con periimplantitis). En el análisis de regresión múltiple, se encuentra una asociación estadísticamente significativa entre la presencia de periimplantitis y el sexo femenino, así como entre el no seguimiento de los mantenimientos reglados y la no utilización de higiene interproximal; igualmente, se relaciona una mayor existencia de periimplantitis con la ubicación del implante (más casos de periimplantitis en implantes colocados a nivel antero-inferior), el diámetro y la superficie del implante (más en implantes lisos y estrechos) y el tipo de prótesis utilizado (más en metal-cerámica). 

IMPLICACIONES CLÍNICAS 

Sobre las enfermedades periimplantarias, el Dr. Daniel Rodrigo apunta que «desgraciadamente se subestiman las dimensiones reales del problema que suponen las enfermedades periimplantarias en nuestro medio, tanto por parte de los profesionales como de la población general». Señala, además, que existe una confusión generalizada sobre las causas (etiología) de estas enfermedades. 
«Ambas cuestiones merecen una reflexión profunda», asegura este experto, quien considera oportuno «ponderar y poner en valor el papel de la SEPA en la investigación y su capacidad para divulgar conocimiento en esta área». Y es que, como mensaje positivo que se desprende de este estudio, el Dr. Rodrigo aclara que, al menos, «este tipo de investigaciones son cruciales para conocer las dimensiones del problema y establecer adecuadas estrategias de prevención». 
España es uno de los países de Europa donde más implantes dentales se colocan; de hecho, dos de cada 10 personas de entre 25 y 79 años afirma llevar ya un implante dental. Las estimaciones más recientes indican que en nuestro país se colocan entre 1.200.000 y 1.400.000 implantes al año. Por ello, los profesionales del sector de la implantología dental y de la periodoncia insisten en que, a la hora de realizarse un tratamiento de manera segura, es necesario informarse bien y exigir referencias para evitar sufrir engaños o daños personales. 
Sin embargo, la preocupación por estas patologías periimplantarias no crece de manera similar a como lo hace el mercado de los implantes. Por eso, según el Dr. Ignacio Sanz-Sánchez, «desde hace mucho tiempo hacía falta un estudio nacional de prevalencia de estas enfermedades, gracias al cual hemos confirmado que el porcentaje de pacientes y de implantes que presentan pérdidas de hueso por encima del valor umbral de la enfermedad es altísimo». Por este motivo, se advierte sobre «la necesidad de concienciar a los profesionales y a los pacientes de que estas patologías han venido para quedarse y que está en nuestras manos poner todas las herramientas necesarias para prevenir su incidencia». 

UN ESTUDIO DE REFERENCIA 

En líneas generales, los resultados obtenidos no distan de los encontrados en estudios similares realizados en países de nuestro entorno. Como aspecto que reseñar, los autores del trabajo destacan la importancia del acceso a la higiene dental, el seguimiento de terapias de mantenimiento y el tipo de prótesis como indicadores de riesgo para desarrollar o no enfermedades periimplantarias. Como matiza el Dr. Daniel Rodrigo, «sorprende la no presencia del hábito tabáquico o de la periodontitis como indicadores de riesgo, una vez ponderados todos los factores analizados, aunque el estudio (por su carácter transversal) no está diseñado para investigar de forma específica factores de riesgo». Y es que, generalmente, la presencia previa de periodontitis y/o del hábito tabáquico es un factor de riesgo que clásicamente se ha asociado con un peor pronóstico y peores resultados de la terapia de implantes dentales. 
En el ámbito metodológico, lo primero que llama la atención del estudio, y que ha merecido su inclusión en el Journal of Clinical Periodontology, son sus dimensiones. El grupo de investigación está formado por seis profesionales apoyados por otros compañeros a lo largo del proyecto, que se ha prolongado casi siete años. Para recopilar los datos, han participado 49 odontólogos de toda la geografía española, adoptando un formato innovador de dentistas centinela. Se han recogido datos de cerca de 300 pacientes, con un seguimiento de entre 5 y 13 años. En definitiva, como subraya el Dr. Ignacio Sanz-Sánchez, periodoncista y corresponsable del estudio, «la metodología se ha cuidado con detalle: desde el tamaño muestral hasta el tipo de radiografías y su medición para conocer los niveles de hueso, así como otras muchas cuestiones controvertidas». 
Todo esto lo convierte, cuanto menos, en un estudio innovador. «No ya solo por el objetivo planteado, sino también por la metodología, nos encontramos ante un trabajo pionero en nuestro país en el ámbito de la odontología», aclara el Dr. Daniel Rodrigo. La práctica totalidad de estudios recurren a muestras de conveniencia e introducen, por tanto, sesgos en la selección, lo que supone una limitación desde un punto de vista de extrapolación epidemiológica a la población general. En este trabajo, como señala el Dr. Rodrigo, «se han realizado todos los esfuerzos metodológicos para integrar a una gran cantidad y variedad de profesionales clínicos (49 profesionales), procedentes de un ámbito de ejercicio variado. Todos estos dentistas centinela se calibraron en un taller on-line diseñado específicamente a tal efecto. Además, solo utilizamos, para medir el nivel de hueso, radiografías periapicales estandarizadas, con un programa específico calibrado por dos profesionales». En definitiva, afirma, «estos esfuerzos han sido para tratar de tener una representación más realista de la epidemiología de las enfermedades periimplantarias en España». 
Este estudio es fruto del trabajo realizado por la Red de Clínicas de Investigación de la SEPA, una amplia red nacional de clínicas interesadas e involucradas en iniciativas de investigación. Casi un centenar de clínicas distribuidas por toda la geografía española se ofrecen voluntarias para participar en distintos estudios y proyectos de investigación en aras de mejorar la salud periodontal y general de la población. 

FRECUENTES Y CON UN IMPACTO MUY NEGATIVO 

Las enfermedades periimplantarias «son un problema frecuente y preocupante en la práctica clínica que puede poner en peligro el pronóstico de los implantes dentales y que, sin embargo, puede prevenirse fácilmente y solventarse exitosamente en muchos casos con la colaboración de todo el equipo odontológico», destaca el Dr. Sanz-Sánchez, quien pone el acento en la importancia de la prevención. A a su juicio, la lucha contra estas enfermedades inflamatorias «debe comenzar por una correcta planificación terapéutica, seguida de una buena ejecución quirúrgica y prostodóntica y, por último, concienciando a los pacientes de la necesidad de un mantenimiento periodontal y periimplantario mantenido en el tiempo». 
Pero, además, son enfermedades infradiagnosticadas y se estima que más del 74% de los pacientes desconoce lo que es la enfermedad periimplantaria, por lo que la educación representa la primera línea en el enfoque preventivo. Por ello, los cambios de comportamiento y la toma de conciencia y responsabilidad de los pacientes son la clave en la prevención secundaria de esta enfermedad. Y es que la eficacia del enfoque preventivo pasa necesariamente por la educación y motivación del paciente, asumiendo su responsabilidad y respetando los consejos que ofrece el profesional.
 
Comentarios
LO MÁS VISTOLO MÁS COMENTADO

DENTAIDEXPERTISE © 2020

Contacto - Política de Privacidad - Política de Cookies