X

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ACTUALIDAD PARA PROFESIONALES DE LA ODONTOLOGÍA
Estudios

RELACIÓN DE LA PERIODONTITIS CON EL PARTO PREMATURO Y LOS NACIMIENTOS CON BAJO PESO

25 de Septiembre de 2017 0
Compartir

La presencia de enfermedad periodontal en las mujeres embarazadas está asociada a algunos riesgos potenciales en el momento del parto. 

Puertas A, Magan-Fernández A, Blanc V, Revelles L, O’Valle F, Pozo E, León R, Mesa F. Association of periodontitis with preterm birth and low birth weight: a comprehensive review. J Matern Fetal Neonatal Med 2017; 28: 1-6. 
Tanto el parto prematuro (parto antes de las 37 semanas de gestación) como el nacimiento de niños con bajo peso (por debajo de los 2.500 gramos) son trastornos que van en aumento y que tienen graves implicaciones a nivel de salud pública, ya que están relacionados con un aumento considerable de la mortalidad y morbilidad inmediata y diferida de los neonatos. El bajo peso al nacer suele estar asociado con el parto prematuro, aunque no siempre es así. 
Los partos prematuros suponen ya un 10% de todos los partos a nivel mundial y, aunque existen muchos factores que pueden participar en la patogenia, uno de los más importantes es la infección intrauterina. Ésta puede venir dada por infecciones locales del área genitourinaria o por infecciones a distancia como las infecciones sistémicas y la enfermedad periodontal en forma de periodontitis. 
La periodontitis es una enfermedad infecciosa que se localiza en los tejidos de soporte del diente y que se origina por la interacción entre los agentes infecciosos, la respuesta inmune del huésped, la exposición a factores ambientales nocivos y los factores genéticos. Se trata de una patología muy prevalente, ya que uno de cada dos adultos puede presentarla en sus diferentes formas. 
La evidencia científica de la asociación entre periodontitis y partos prematuros, niños con bajo peso e incluso preeclampsia viene dada por numerosos estudios epidemiológicos. En cambio, ni los estudios de intervención ni los metaanálisis han podido corroborarlo. Los factores potenciales que pueden confundir los resultados corresponderían a diferencias demográficas, criterios diagnósticos, severidad y tipos de periodontitis, diferencias en los periodos de gestación y variaciones en la composición de la microbiota. La efectividad limitada del tratamiento periodontal durante el embarazo puede deberse a que éste debería realizarse antes del parto para evitar la llegada de las bacterias patógenas a la placenta y al líquido amniótico. 
Los mecanismos patogénicos propuestos en 2012 por la European Federation of Periodontology (EFP) y la American Academy of Periodontology (AAP) hablan de dos posibilidades que acaban resultando en una respuesta inflamatoria e inmune y en una supresión de los factores de crecimiento en la unidad fetoplacentaria. 
Por un lado, existiría una vía directa que consistiría en una bacteriemia transitoria que a través del torrente sanguíneo alcanzaría los tejidos placentarios, produciendo inflamación y estimulando el parto. Por otro lado, la vía indirecta radicaría en la producción de mediadores de la inflamación a nivel local que se diseminarían a través del torrente sanguíneo a la placenta y al hígado. Una vez allí, estimularían la producción de otro tipo de citoquinas inflamatorias y de proteínas de fase aguda que actuarían sobre la unidad fetoplacentaria. 
Teniendo en cuenta todo lo expuesto, se debería informar a las mujeres que piensan quedarse embarazadas o que ya lo estén de los riesgos potenciales que supone para el parto tener enfermedad periodontal. El cuidado bucal por parte del odontólogo debería formar parte de los cuidados obstétricos para minimizar los riesgos tanto para la madre como para el futuro bebé. 

 
Comentarios
LO MÁS VISTOLO MÁS COMENTADO

DENTAIDEXPERTISE © 2020

Contacto - Política de Privacidad - Política de Cookies